+562 3221 1070 contacto@axionate.com

En el mercado estiman que los precios de venta de las viviendas crecerán más lento que los valores de los arriendos, impulsando los retornos durante el próximo año. De este modo, subirían desde el rango actual de entre 5% y 5,5%.

No es casualidad que el desarrollo inmobiliario destinado en el Gran Santiago en el último tiempo se haya concentrado en comunas como Estación Central, San Miguel e Independencia. En estas comunas el retorno por metro cuadrado de los departamentos, ha superado el 6% -en términos anualizados- durante los primeros nueve meses de 2017. Se trata de las cifras más altas registradas en el Gran Santiago, según cálculos de la consulta Arenas y Cayo, que analizó el rendimientos de los departamentos adquiridos con fines de renta inmobiliaria.

Según la firma, en el sector oriente de la capital se observan rentabilidades más acotadas: Providencia, Ñuñoa, Las Condes y Vitacura exhiben durante el mismo período de análisis una retorno en torno al 5%.

El estudio consigna que la rentabilidad en el Gran Santiago viene cayendo desde 2016, producto del alto valor de venta de los inmuebles en términos de metro cuadrado, y el bajo crecimiento del precio promedio de los arriendos durante el mismo período. Por ello, en los casi últimos dos años la rentabilidad se ha mantenido entre 5% y 5,5%. No obstante, visualiza un panorama más favorable para el próximo año. La consultora proyecta que la rentabilidad retomará el crecimiento que se venía dando en años previos. En ese sentido, estima que hacia mediados del próximo ejercicio alcance niveles sobre el 6%.

¿La razón? El informe estima que los precios de venta de viviendas crecerá más lento que los valores de los arriendos, ya que el crecimiento de la oferta se ha mantenido prácticamente plano en el último tiempo. Este escenario, impulsaría las rentabilidades al alza.

“Que los índices económicos estén mejorando no necesariamente implica que las personas piensen en tomar un crédito hipotecario a 20 o 25 años, pero sí tomar arriendos más caros, en mejores localizaciones y con un costo mayor”, dice Cristian Gutiérrez, gerente de Estudios de Arenas y Cayo. Por otra parte, Gutiérrez proyecta que los valores de arriendo “cobrarán mayor vigor” en 2018 y la entrega de nuevos inmuebles para la venta aumentará a partir de la segunda mitad del próximo año.

Regiones

El panorama que se observa en algunas capitales regionales es dispar. En el caso de Antofagasta, la rentabilidad al tercer trimestre de este año promedió 6% en términos anualizados, impulsado en gran parte por la mejora en la actividad minera, señalan desde Arenas y Cayo. Misma rentabilidad es la que también se registró durante el mismo período en Rancagua.

Sin embargo, el escenario es menos positivo en la V Región. En el caso de Valparaíso y Viña del Mar, la rentabilidad durante los primeros 9 meses del 2017 promedió 5,2% y 4,0%, respectivamente. Escenario similar es que se ha visto en la Región del Biobío. En Concepción, por ejemplo, la rentabilidad promedió 4,4% al tercer trimestre.

Fuente: El Pulso.cl